cuentasCdigital CCDigitalrd
Domingo, Octubre 22, 2017

 
Viernes, 09 Junio 2017 00:24

La Dirección de Compras y su renuencia a inhabilitar a Odebrecht

  • Imprimir
  • Email

Por Miguel Reyes Taveras

En la instancia de medida de coerción presentada por la Procuraduría General de la República para enjuiciar a los implicados en el caso de sobornos de Odebrecht, el Ministerio Público establece que las  17 obras adjudicadas a la empresa brasileña entre el 2001 y el 2014 fueron adjudicadas mediante el mismo esquema de fraude y soborno.

Una de estas obras es el “Corredor Duarte”, licitada por el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones, aún secretaría para la época, que dirigía el Ing. Víctor Díaz Rua, por un valor de ciento sesenta y seis millones cuatrocientos ochenta mil seiscientos cincuenta y cuatro dólares estadounidenses con 00/100 (US$166,480,654.00), mediante un proceso de licitación restringida.

Este proceso de adjudicación generó un gran escándalo público, puesto que en virtud de la ley 340-06 la obra debió ser adjudicada mediante un proceso de Licitación Pública, y no de licitación restringida como se hizo, lo que permitió suponer que se produjo para beneficiar a la constructora Norberto Odebrecht y sus consorciados.

Tras el escándalo, el Poder Ejecutivo solicitó al Órgano Rector de las Compras y Contrataciones, la Dirección General de Compras y Contrataciones Públicas (DGCP), una investigación de dicha licitación. Indagación que culminó con la resolución No. 5/2009 de fecha 5 de febrero del 2009, en la cual la DGCP dispuso lo siguiente:

“ANULAR como al efecto ANULA, y a tales efectos dejar sin ningún valor jurídico la Adjudicación de la Licitación Restringida referencia SEOPC No. 01-2008 realizada por la SECRETARÍA DE ESTADO DE OBRAS PÚBLICAS Y COMUNICACIONES para el diseño, construcción y financiamiento del Proyecto Corredor Duarte, por comprobarse que la misma constituye una violación a las disposiciones de la ley 340-06 y su reglamento de aplicación aprobado mediante Decreto No. 490-07”.

Vale destacar que la violación de dichas disposiciones no solamente debieron acarrear la nulidad de la adjudicación, sino que en virtud del artículo 65 de la repetida Ley 340-06, la DGCP también debió anular de manera definitiva el Registro de Proveedor del Estado de la constructora Odebrecht y demás consorciados, sanción establecida para los oferentes que suscriban contratos en dispensas del procedimiento de selección.

Sin embargo, la inhabilitación de Odebrecht no se produjo. Dando pie a que el Ministerio de Obras Públicas, encabezado por el Ing. Víctor Díaz Rua, ignoraran la resolución de la DGCP y suscribieran el contrato con Odebrecht.

El Poder Ejecutivo también hizo lo propio y sometió el contrato al Senado para su aprobación. El Senado apoderó a la Comisión de Hacienda, presidida por el senador Tommy Galán, órgano que tras escuchar al Ing. Víctor Díaz Rua, rindió un informe favorable para la aprobación de dicho contrato y también recomendó la aprobación del contrato de financiamiento de la obra con el Banco Nacional de Desenvolvimiento Económico de Brasil(BNDES).

De esta manera se concretó la burla a la ley 340-06 y se evidenció la inefectividad de las decisiones de la Dirección de Compras y Contrataciones Públicas (DGCP) si no son acompañadas de la única sanción administrativa que puede imponer este órgano: la inhabilitación temporal o definitiva de las empresas del Registro de Proveedores del Estado.

Sin embargo, ocho años después y tras la constructora haber afirmado que sobornó a funcionarios dominicanos para obtener la adjudicación de estas obras, la DGCP mantiene su renuncia a inhabilitar a la constructora Odebrecht para contratar con el Estado. Desconociendo así su obligación de cumplir con el mandato de la ley, buen caldo de cultivo para que empresarios y funcionarios sigan pactando para violar la ley.  Miguel Reyes Taveras, es abogado/attorney at law:809-906-8283 | o: 809-682-3030 y reside en la ciudad de Santo Domingo, R.D.

 

 


Opiniones

  • Por Francisco Luciano Todo parece indicar que un influyente sector de  poder, anda buscando desacreditar las instituciones que a fuerza de trabajo, esfuerzos  y sacrificios  ha l...
  • Por Cándida Figuereo En el transcurso de mi existencia he aprendido la importancia de no hacer daño a nadie de manera expresa, absolutamente a nadie, para favorecerme de tal o cua...
  • La cleptomanía de los políticos dominicanos Por Luis D. Santamaría La República Dominicana es un país en que la mayoría de los que incursionan en l...
  • Por Cándida Figuereo Figueroa Aprendí de mi madre, Altagracia Figueroa que en gloria esté,  la importancia de la humildad y el trato equitativo con chicos, jóve...
  • Por Salvador Holguín Son muchas las versiones que han surgido en torno al regreso repentino y sorpresivo sin agotar su agenda pautada en la Organización de las Naciones Unidas (ON...
  • La evaluación del desempeño debe ser apegada a la ley con justicia y equidad Por Nelly Amador Según nuestra Ley General de Educación 66-97, en su artículo...
  • Por Cándida Figuereo Los fenómenos atmosféricos  son las pruebas más fehacientes de la vulnerabilidad del ser humano. Usualmente creemos saberlo todo, pese a qu...